20
Dec 13

Notificaciones Google: Se te ha olvidado hacer popó hoy.

A lo mejor es algún tipo de paranoia con todo el tema de la NSA, pero últimamente Google me da muy mal yuyu.

Realmente ya llevo años con la mosca detrás de la oreja, es más, tengo en pendientes una novela Cyberpunk que se basaba en el control de la información por parte de una megacorporación como ésta - algún día lo escribiré, o no xD - pero al final como peco de bienpensada siempre acababa concluyendo que eran conspiranoias absurdas.

Hará cosa de un par de meses aquellos que tengais Android os habréis percatado de que Google Now ha decidido fiscalizarnos la vida. Por ejemplo, en mi caso me salen notificaciones de mi recorrido, modo de transporte y tiempo estimado en llegar al curro y viceversa, eso cuando se acerca la hora de moverme. He de reconocer de que sí que configuré la dirección de mi casa, pero no así la del trabajo, aunque tampoco hay que ser un genio para, a través de geolocalización, horarios y frecuencia, identificar que esa dirección a la que voy a diario desde casa, en la que paso 9 horas, y de la cual habitualmente vuelvo directa de nuevo a casa, es mi trabajo.

Pero el otro día tuve coñas para rato con la clarividencia de Google que me han llevado ya a dudar de sí detrás del Google Now hay un algoritmo o un señor que me espía desde la ventana.

googlevil

Compré unas entradas para el Yelmo cercano a mi casa para la película En Llamas. Era la primera vez que compraba entradas por Internet para Yelmo y además realicé dichas gestiones desde el ordenador de mi novio.

Conforme se acercaba la hora de irme y algo preocupada porque no había recibido correo de confirmación de la compra, Google Now me informó de que debía salir en breves al Yelmo a ver la película En Llamas si no quería llegar tarde. Imaginad mi WTF! No recibo correo de confirmación, pero Google sí que me confirma, a saber como, que tenía entradas compradas para la película. He de decir que me tranquilizó recibir una confirmación, aunque hubiera preferido que viniera por parte de Yelmo y no de un tercero.

Rara vez nos paramos a pensar en la cantidad de datos que tiene Google sobre nosotros. Google sabe donde trabajas, donde sueles ir a comer, que locales de ocío frecuentas, y hasta cuando vas a hacer caquita si me apurais.

Desde la época en la que Google sólo era un "triste" buscador, estaba claro que la filosofía de Google iba por el control de información, pero actualmente tienen un conocimiento casi absoluto de nuestros quehaceres diarios.

¿Es aceptable que una empresa conozca tanto de nuestra vida privada pese a que sea consentido?

La verdad, que es dificil dar una respuesta clara, ya que no se puede parar el progreso, y las funcionalidades de Google hacen la vida muy cómoda. No obstante, como buena roja masona al final soy de la opinión de que las grandes empresas no son de fiar, así que deberíamos ampliar el control por parte de los estados, y no sólo para espiarnos desde la NSA.

Share
11
Dec 13

El último gran luchador despedido entre gusanos.

Hemos despedido la semana con la triste noticia de la muerte de Mandela. El único icono que nos quedaba en vida de la lucha por valores tan nobles como la libertad, la igualdad o la tolerancia.

Infinidad de políticos contemporáneos han salido corriendo a declarar su respeto por los valores e ideales que defendió Madiba, desde nuestro querido Rajoy hasta el presidente de EEUU, Barack Obama.

También se han hecho grandes despliegues informativos donde contertulios de todo tipo – hasta mi querido Hermann Tersh – hablaban sobre su historia y figura, siendo todo alabanzas.

Eso sí, tantas alabanzas de tantos políticos y periodistas, obviaron sistemáticamente la lucha no sólo de color, sino de clases sociales, que llevó a cabo Mandela. ¿Habéis escuchado en algún medio que Madiba era del partido comunista? Claro que no, los líderes comunistas son todos terribles, sólo existieron Stalin y Castro.

mandelacomunista

Se ha utilizado su figura y su lucha para que muchos se suban al carro de unos ideales que día a día insultan y pisotean.

Ayer fue su funeral y se reunieron en el evento representantes de más de 90 países. Entre ellos estaba España, con El Príncipe Felipe y Rajoy como enviados.

El Príncipe Felipe, en el funeral de un hombre que defendía la igualdad de todo ser humano, sin importar su color ni su origen. Él, que está por encima del resto de españoles por haber nacido a través de una vagina con apellidos reales.

Y Rajoy, mi querido Rajoy, que pisotea a las clases obreras – las que defendía Mandela – y que día a día restringe la libertad e igualdad en nuestro país.

Si surgiera un Mandela contemporáneo e iniciara su lucha pacífica se comería una multa de 30.000€ e iría a la cárcel. Eso en el caso de que hubiera nacido en España. De haber decidido venir como muchos africanos a nuestro país, quizás se hubiera quedado en las cuchillas de la valla de Melilla.

Pero pese a los insultos a Mandela de los poderosos, su memoria y su figura seguirá estando viva en el otro 99% de la población, aquella que era el objetivo de su lucha. Gracias por todo Mandela.

Share
Tags: