29
Apr 14

Polémica Podemos, o por qué cuesta tanto entender que la crítica puede ser constructiva.

1982357_10202214180730846_201202061_n

Algunos medios de comunicación se hicieron eco la semana pasada de la polémica surgida en Podemos por la selección como logo de la foto de Pablo Iglesias para las papeletas de las elecciones del 25M. Se hablaba de tensiones, de malestar, incluso de rebeldía entre las bases.

Efectivamente, ha habido voces críticas, entre ellas la mía, pero eso no significa que una crítica dentro de un grupo político signifique una guerra interna o el hundimiento del partido. Es a lo que estamos acostumbrados, pero Podemos no funciona así.

Podemos es un partido completamente horizontal que basa su funcionamiento en el empoderamiento ciudadano a través de los círculos. No obstante, debido al poco margen de tiempo, hay una promotora temporal que marca ciertas decisiones al margen de los círculos. Existe por una cuestión puramente estratégica, porque con tan solo unos meses de vida no hay tiempo para montar unas elecciones europeas y crear cauces de decisión horizontales.

Este grupo decidió que era una buena estrategia poner la cara de Pablo Iglesias. No fue una razón de ego - el propio Pablo no estaba de acuerdo - sino de puro marketing.

Los que hemos salido a la calle sabemos el desconocimiento de los ciudadanos sobre Podemos. Preguntas a la gente si conocen Podemos, y muy pocos saben responder, pero si les nombras a Pablo Iglesias, la mayoría saben quién es. Quizás resulte triste, pero es la realidad.

Por tanto, la promotora en sí tomó una decisión de marketing muy buena. Su meta era que Podemos llegara al máximo número de personas posible. Ahora bien, esta decisión para muchos entraba en claro conflicto con nuestra propia filosofía.

Yo comparto dicha opinión. En Podemos no queremos líderes, ni jerarquías, así que poner la cara de Pablo, por mucho que fuera uno de los creadores de este movimiento y salga en la TV, no pega ni con cola. Quizás poniendo su cara consigamos un escaño y poniendo nuestro logo no, pero muchos preferimos avanzar poco a poco y siendo coherentes siempre a nuestros principios.

Pero como digo, es mi punto de vista, igual que otra gente de mi propio círculo defiende la decisión de la promotora. El tema es que aquí nadie tiene miedo a dar su opinión en alto, ni teme posibles represalias por discrepar.

Creo también que la organización está conformada por gente que busca las mismas metas y que aunque en este punto tal vez les ha traicionado a algunos su experiencia en otras campañas electorales, no por ello lo han hecho con afán alguno de buscar poder y/o personalismo. La propia promotora ha dejado claro que una vez finalizadas las europeas se crearán herramientas y mecanismos de decisión para que las labores de la misma puedan ser absorbidas por los propios círculos.

Mientras tanto, los círculos - el verdadero motor de Podemos - apuntamos todos los fallos para que una vez terminemos las europeas podamos analizarlos y evitar que vuelvan a repetirse.

Podemos es un grupo surgido, como quien dice, hace un par de días y, además, con un claro componente asambleario y horizontal. El único precedente parecido fue el 15M, y ya nos ha demostrado el tiempo lo complicado que es poder gestionar un movimiento así. Es un sistema de gobernabilidad que nunca antes se ha puesto en marcha y completamente nuevo. De poco sirve lo sabido hasta ahora en campañas electorales.

Creo que la gente de la promotora, de poderse escoger en un futuro desde los círculos, contarían con gran parte de las mismas caras, porque son grandes profesionales. La autocrítica interna es una forma de identificar problemáticas, solucionarlas y sentar precedentes para que el movimiento sea cada vez más maduro y autogestionado, no para "cargarse" a nadie.

En líneas generales la campaña de Podemos, comenzando por unas primarias donde 33.000 personas escogieron sus candidatos, ha dejado a los partidos mayoritarios con las vergüenzas al aire. Ellos, con sus presupuestos de millones, sus ayudas empresariales, y un aparato profesional pagado dedicado a ganar votos, difícilmente conseguirían tanto en tan poco tiempo.

Y ese es el problema, que nos tienen miedo. Si somos capaces de hacer las cosas tan bien con unos pocos meses de vida y cargados de inexperiencia, ¿cómo nos irá en las municipales o las nacionales cuando tengamos más experiencia?

Ese es el motivo, a mi parecer, fundamental, para que una discursión interna de lo más constructiva se convierta en una crisis interna.
Hay muchos interesados en sacar punta a todo lo que haga Podemos.

EDIT:

Artículo publicado en El Boletín:

Polémica Podemos, o por qué cuesta tanto entender que la crítica puede ser constructiva (El Boletin)

Share
11
Apr 14

El bug intencionado de XBox One

La noticia graciosa de esta semana, al menos en el ámbito informático, es que un niño de 5 años ha encontrado un bug de seguridad en la XBox One que permitía loguearte con cualquier cuenta.

Kristoffer Wilhelm von Hassell, como todo niño de 5 años, es un ser curioso al que no hay mayor motivación que prohibirle algo. Sus padres habían decidido colocar el control parental en la consola para evitar que Kristoffer pudiera acceder a contenido violento, pero no contaban con que su hijo daría con un importante agujero de seguridad.

El pequeño Kristoffer puso la contraseña mal y tras esto, decidió probar de nuevo poniendo tantos espacios como longitud tenía la clave de sus padres. La sorpresa resultó mayúscula ya que no sólo funcionó en el caso de sus padres, sino que permitía acceder a cualquier cuenta de XBOX One.

Microsoft ha incluido al pequeño Kristoffer en la lista de expertos de seguridad de la compañía y además le ha regalado cuatro juegos, cincuenta dólares para gastar en la Microsoft Store, y un año gratis de suscripción a Xbox Live.

Esta noticia ha quedado en una simpática anécdota en la mayoría de medios, pero para cualquier profesional del desarrollo software hay algo que huele a chamusquina en todo esto: El "curioso" bug en cuestión.

XboxOne

Es raro trabajar en el desarrollo web y no haber implementado alguna vez un control de usuarios con sus respectivas validaciones. Para los que no pertenecéis al mundillo, intentaré poner el flujo habitual que se sigue en los login de usuario de la forma más intuitiva posible:

  1. Se recoge el user y pass introducidos.
  2. Se accede a una Base de Datos para obtener los datos de ese usuario. Si no existe el usuario, mostramos error.
  3. Si el usuario si existe en el sistema, se compara la contraseña almacenada con la introducida. Si no coinciden, da error.

Habitualmente las contraseñas vienen desde Bases de Datos cifradas, por lo que habrá que cifrar la introducida por pantalla antes de compararla, no obstante, con estos tres puntos generales vale para entender el proceso.

Por el contrario, en el caso de Microsoft tenemos un punto 4 en el flujo carente de sentido alguno:

  1. Se recoge el user y pass introducidos.
  2. Se accede a una Base de Datos para obtener los datos de ese usuario. Si no existe el usuario, mostramos error.
  3. Si el usuario sí existe en el sistema, se compara la contraseña almacenada con la introducida. Si no coinciden, da error.
  4. Si ya había errores y la contraseña introducida son espacios con la misma longitud que la recogida en BBDD, accedemos a la aplicación.

Para los que tenéis conocimientos de Programación, el acceso de XBox Live es tal que:

       // Anteriormente se debería encriptar la pass introducida por el usuario
        if (passBBDD == passUser) {
            return true;
        }else if (hasErrors()){
            if (passBBDD.length == passUser.length) {
                for (i=1; i< passUser.length; i++){
                    if (passUser[i] != ESPACIO) { 
                        return false; 
                    }
                }
                return true;
            }
        }
        return false;

En mi vida he visto ninguna validación de este tipo, es más, como se puede ver sin necesidad de conocimientos en programación, esto no se debe a un escenario no controlado o a un error inesperado. Vamos, que esto está hecho a conciencia.

Por tanto, lo que ha descubierto el pequeño Kristoffer no es un bug, sino una backdoor, o puerta trasera. Los backdoors muchas veces se hacen con intenciones benignas, como entrar en la configuración de aplicaciones sin login, aunque precisamente un backdoor en el acceso de usuarios no parece muy inocente y bienintencionado. Esta puerta trasera tiene como intención poder acceder a la cuenta de los usuarios del sistema.

Y vosotros diréis, ¿para qué quiere esto Microsoft si ya tiene toda esa información en sus sistemas? Pues aquí viene la respuesta conspiranoica del día: Para que otros puedan consultar estos datos.

¿Quién accede a esos datos? A saber, aunque no puedo evitar pensar en la NSA. Gracias a Wikileaks sabemos que Microsoft ya ha creado backdoors con anterioridad para la agencia de seguridad yankee, así que es inevitable pensar que esta teoría tenga todas las papeletas para ser cierta.

Yo por si acaso, siempre que enciendo mi consola le mando saludos a Obama desde mi Kinect. Por si acaso.

EDIT:

Artículo publicado en El Boletín:

El bug intencionado de XBox One (El Boletin)

Share
7
Apr 14

Alan Turing: El genio maltratado del siglo XX

Con la reciente legalización del matrimonio homosexual en Reino Unido, no pude, aparte de alegrarme, dedicar unos segundos para recordar a Alan Turing.

Mi formación en informática hace imposible no conocer su nombre, ya que es uno de los padres de la computación, pero todavía no tiene el reconocimiento general que se merece. ¿El motivo? Ser homosexual, motivo por el cual hasta hace muy poco ni siquiera su propio país, Reino Unido, reconoció sus méritos.

Alan_Turing_Aged_16Alan Turing nació en 1912 en Londres, en el seno de una familia acomodada. Ya desde pequeño demostró su gran inteligencia memorizando con gran facilidad palabras a los tres años, o construyéndose el mismo un laboratorio a los ocho.

Con 14 años ingresó en el internado de Sherborne, en Dorset. El primer día de clase coincidió con una huelga de transportes, pero eran tales las ganas de Turing de asistir al colegio que recorrió 60 millas en bicicleta. Tal hazaña se recogió en la prensa local.

Pese a que el Sherborne daba mucha importancia en las materias clásicas en detrimento de la ciencia, Turing siguió destacando en las materias que le gustaban. Llegó a realizar cálculos muy avanzados para su edad sin conocimiento alguno en cálculo elemental, y con 16 años leyó los trabajos de Einstein y no sólo los comprendió, sino que supo inferir la relación de con la física newtoniana por sí mismo.

Fue en Sherborne donde Turing conoció a su primer amor, un chico algo mayor que él llamado Christopher Morcom. Fue él quien aumentó el optimismo y afán de superación de Turing. Desgraciadamente, pocos meses después de que Turing acabara su último año en el Sherborne, Morcon falleció repentinamente por tuberculosis bovina. Turing cayó en una fuerte depresión y se hizo ateo. Para Turing el funcionamiento de todo, incluyendo el del cerebro humano, debía de ser materialista, es decir, se podía explicar su funcionamiento de forma matemática.

Después de una infancia repleta de muestras claras de una asombrosa inteligencia, Alan Turing ingresó en la King’s Collegue de Cambridge con un “distinguished degree”, la mayor calificación posible. Consiguió años después una beca y un premio Smith por su trabajo en la teoría de la probabilidad.

Turing era además un científico muy poco convencional para los estándares de la época. Realizaba actividades deportivas como el remo o las carreras a distancia y disfrutaba de una vida social muy activa.

alanturing

Durante sus estudios universitarios siempre se había interesado por las teorías de Russell, Gödel y Whitehead sobre la lógica de proposiciones, lo que le llevó a responder al conocido como Problema de la decisión o Entscheidungs Problem y que hasta ese momento no tenía respuesta. La pregunta en cuestión era la siguiente ¿Podría existir, al menos en principio, un método definido o proceso a través del cual pudiera decidirse si una afirmación matemática es demostrable?

Para su resolución Turing ideó una máquina teórica, la máquina de Turing, que se ajustaba perfectamente a esta definición. Es más, demostró que dicha máquina era capaz de implementar cualquier problema matemático que pudiera representarse por medio de un Algoritmo.

Con esta máquina, a su vez, llegó a probar que no había ninguna solución para el Entscheidungs Problem, demostrando primero el problema de parada para las máquinas de Turing, es decir, que no es posible decidir algorítmicamente si una máquina de Turing dada llegará a pararse.

Aunque puede parecer en principio una frikada, la teórica de la máquina de Turing es en la que se basa prácticamente toda la Ciencia de la Computación. La máquina de Turing no es más que un ordenador expresado de la forma más simple posible.

Después de esta gran aportación Turing trabajó varios años en la Universidad de Princeton, USA, donde se encontraba uno de los mayores centros de lógica formal del mundo. La dirección de esta área corría a cargo de Alonzo Church, quien llegó a las mismas conclusiones que Turing mucho antes, no obstante, la publicación de Turing ha sido la más extendida, por su visión más intuitiva y fácil de comprender.

Gracias tanto a Turing como a Church surgió la Tésis Church-Turing, uno de los grandes pilares de los lenguajes formales: Todo algoritmo es equivalente a la máquina de Turing.

El artículo de Turing atrajo también a otro de los padres de la informática, John von Neumann, quien le ofreció una beca en Estudios Avanzados. Cuando Turing consiguió su doctorado, von Neumann le ofreció una plaza como asistente, pero Turing, quien no conseguía adaptarse del todo a la vida en Estados Unidos, decidió volver a Inglaterra.

Allí estuvo dos años becado estudiando sobre la filosofía de las matemáticas, hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial y fue reclutado por el Ejército Británico para trabajar en el descifrado de los códigos enviados por la máquina Enigma del ejército Nazi.

Para esta tarea Turing se encargó de construir una máquina capaz de descifrar estos códigos llamada Colossus, la cual sería la primera computadora electrónica jamás creada. Por esta aportación Alan Turing recibió la Orden del Imperio Británico. Es de sobra aceptado que gracias a la labor de Turing se consiguió en gran parte la victoria ante los alemanes.

Una vez terminada la guerra, trabajó para el Laboratorio Nacional de Física para competir con el proyecto americano del EDVAC de von Neumann. Los americanos presentaron antes un diseño del primer ordenador automatizado, pero Turing presentó uno mucho más detallado que el de su homólogo yankee. Turing también habló por primera vez de conceptos tan avanzados para aquella época como las redes de cómputo, las subrutinas o las librerías software.

Pese a que construir el ACE (Automatic Computing Engine) era factible, el retraso que ocasionaba el secretismo tan instaurado tras la Guerra Mundial, hizo que se retrasara su construcción, lo cual desanimó mucho a Turing.

Durante esa época volvió de nuevo a retomar su interés por las carreras e incluso se estuvo entrenando para participar en los Juegos Olímpicos, aunque una lesión de cadera finalmente lo impidió.

Se tomó un año “sabático” en Cambridge, donde aprovechó para crear las bases de la Inteligencia Artificial, mientras el ACE era construido en su ausencia, aunque jamás llegó a terminarse del todo.

Durante este periodo se comenzó a hacer pública la homosexualidad de Alan Turing, lo cual estaba perseguido en Inglaterra como delito y estaba muy mal visto por la sociedad. El matemático sufrió a partir de entonces una etapa muy dura.

Alan TuringNo obstante, Turing pudo participar en la creación de uno de los primeros ordenadores de la historia, el Mark I, implementado por la Universidad de Manchester. Alan Turing fue nombrado director delegado del laboratorio de computación y se encargó del software. El Mark I se adelantó a la creación del EDVAC americano, el que para muchos es, erróneamente, el primer ordenador de la historia.

Durante ese tiempo Turing aún tuvo tiempo para seguir ahondando en la Inteligencia Artificial y creó el famoso Test de Turing, que determina la capacidad de las máquinas de poder pensar. Turing defendía la posibilidad de crear una máquina capaz de tener una inteligencia que no se diferenciara en nada de la de un ser humano. Así que también inició el que es actualmente uno de los debates más interesantes de la computación. También realizó aportes en los campos de la cibernética y los interfaces de usuario. Por todas sus contribuciones científicas fue nombrado miembro de la Sociedad Real de Londres en 1951.

Alan Turing, como todo genio, tenía interés por infinidad de campos, por lo que en 1952 dio otro nuevo giro a su carrera y, debido a su interés desde pequeño por la Biología, comienza a trabajar en la morfogénesis, es decir, los patrones matemáticos que están detrás muchos procesos biológicos. El trabajo en concreto de Alan Turing era entender la existencia de los números de Fibonacci en las estructuras vegetales. Fue entonces, cuando su carrera se vio trágicamente truncada por culpa de la intolerancia.

El que era en aquel momento pareja de Alan Turing, ayudó a un ladrón a entrar en su casa. Durante la investigación policial, Turing tuvo que reconocer su homosexualidad, motivo por el que le imputaron los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”.

Alan Turing, que no sólo era avanzado a su época en el campo científico, sino también en el moral, consideraba que no debía de disculparse ni arrepentirse por su homosexualidad. Fue por tanto declarado culpable y la justicia británica le dió dos opciones como castigo: ir a prisión, o someterse a la castración química por medio de un tratamiento supresor de libido.

Turing escogió finalmente la segunda opción y durante un año sufrió un tratamiento de estrógenos que le ocasionó aumento de peso, aparición de pechos, y finalmente disfunción eréctil.

Dos años después del juicio, en 1954, Alan Turing decidió poner fin a tanto tormento suicidándose por medio de una manzana envenenada (aunque muchos señalan a una posible conspiración y/o asesinato).

No fue hasta 2009 cuando el primer ministro de Reino Unido, en aquel momento Gordon Brown, pidió públicamente perdón por el trato atroz al que sometieron a uno de sus mayores genios contemporáneos, aunque este reconocimiento no vino de forma espontánea, sino a través de una petición pública que exigía dichas disculpas.

En 2012 se denegó el indulto al científico, argumentando que las leyes de la época tachaban la homosexualidad como un delito. Finalmente, en la nochebuena del 2013, la Reina Isabel II le concedió el indulto de todo tipo de culpa.

Aunque la ACM (Association for Computing Machinery) bautizó su premio más importante como el Premio Turing (tiene la consideración de Nobel de la Computación), nunca podremos reparar el daño ocasionado a Turing. Es más, por culpa de la intolerancia de la época de seguro se ha privado al mundo de los grandes avances que hubiera seguido realizando Turing de no haber tenido que acabar con su vida.

EDIT:

De nuevo El Boletín ha publicado un post mío. Ójala siga la racha 😀

Alan Turing: El genio maltratado del siglo XX (El Boletín)

Share