9
Jun 14

La unión hace Podemos.

banner-web1

El día de ayer fue un día extraño. Lo compaginé entre idas y venidas al baño por un problema estomacal, y noticias explosivas sobre una revolución interna de los Círculos de Podemos.

En los espacios en que mi pequeña dolencia me dejaba despegarme del baño, recibí información de muchísimos compañeros de otros círculos y pude hacerme una opinión más o menos contrastada. Por desgracia mi Círculo no había participado en esta reunión, y la noticia nos pilló del todo descolocados.

La conclusión que saco de lo que me contaron sobre la asamblea de ayer es que el éxito electoral nos está pasando factura a todos. La amenaza latente de que elementos externos vengan a boicotear el movimiento nos está convirtiendo en unos paranoicos, tanto a la promotora como a los círculos. Ni la gente de la promotora deben desunirse entre ellos, ni tampoco perder la cercanía con los círculos. Tampoco los círculos deben de olvidar que sin esa promotora los resultados de las elecciones europeas no hubieran sido, ni de lejos, tan boyantes.

Es comprensible que en un grupo tan heterogéneo en sensibilidades como el que fundó Podemos, no pueda estar de acuerdo en todo y se creen discrepancias, pero no pueden permitir que los árboles les impidan ver el bosque, que pierdan el objetivo fundamental, el empoderamiento ciudadano.

Me duele enormemente escuchar a Errejón decir que el problema del domingo se debía a que había discrepancias en los círculos en abrir los métodos de decisión a mayores cauces que el de la asamblea, hablando incluso de carnés de partido. Tuve la sensación de que desde la promotora no habían comprendido del todo lo que piden muchos círculos del país.

Quizás algunos círculos estén en contra de abrir a métodos democráticos, quizás algunos estén controlados por partidos que quieren romper Podemos como dijo el domingo Monedero, pero no se puede generalizar de esta forma el trabajo realizado por miles de personas anónimas.

La corriente mayoritaria que encuentro en los Círculos es la petición de incorporar cauces democráticos para la toma de decisiones y control de nuestros portavoces. Jamás he oído que nadie pida menor poder de decisión de la ciudadanía. A la mayoría nos da igual que el equipo que organice el congreso de otoño sea el de la promotora u otro, lo que queremos es que a ese congreso se lleven propuestas sólidas para establecer cauces democráticos de decisión y dejemos así de depender de las decisiones de un órgano cerrado.

En el Círculo de Alcorcón, por poner el ejemplo que conozco de primera mano, estamos realizando un trabajo inmenso para poder absorber el aluvión de gente nueva que quiere ayudar o colaborar con Podemos. Estamos dedicando muchas horas de nuestro tiempo en establecer metodologías de trabajo que nos permitan autogestionarnos de una forma eficiente y de la manera más horizontal y abierta posible. Al igual que la promotora nos encontramos con dificultades de medir los tiempos y formas para hacer que nuestro carácter abierto no pueda ser utilizado por agentes externos para torpedear el movimiento, pero sin limitar jamás que las nuevas caras contribuyan lo mismo o más que los que ya estábamos aquí hace meses.

Este círculo se reúne cada viernes en asamblea y toma muchas decisiones en ella, pero para la propuesta de organización se abrieron cauces online para que todos pudieran aportar su voto y dieran sus propuestas. Al mismo tiempo, hemos abierto vías de trabajo en Internet para los diferentes grupos de trabajo constituidos en la propuesta de organización aprobada el viernes en asamblea, intentando llegar al máximo número de gente.

Tampoco podemos dejar de lado el carácter asambleario de los Círculos, ya que mucha gente no dispone de medios y/o conocimientos para poder participar desde Internet. No podemos dejar a nadie fuera de este barco.

Estas iniciativas la están llevando a cabo la mayoría de círculos, y estamos todos aprendiendo de esta nueva realidad. Seguro que igual que el equipo promotor nos ha guiado constantemente de excelente forma durante estos 4 meses, los círculos podemos guiar al equipo promotor en los posibles cauces y métodos a llevar a cabo en el congreso de Otoño, con todo lo aprendido este verano.

Me encantaría recordarle al equipo de campaña, al cual muchos tenemos un gran respeto y admiración, que al igual que nosotros no somos nada gracias a ellos, ellos tampoco son nada sin el trabajo de la gente: Los carteles, los actos electorales, el aval de candidatos, las mesas informativas, la difusión por la red, las propuestas de programa, los apoderados en elecciones…todas esas cosas, han salido del esfuerzo y dedicación de la gente de los Círculos, y los Círculos no son más que nodos donde se agrupa cualquier grupo de personas, por lo que poco o ningún carácter cerrado pueden tener.

Le pido al “equipo de sabios” de Podemos que se deje de luchas internas que tan alejadas están de un movimiento en contra de la casta política de este país y aúnen fuerzas para que el proceso democrático de Podemos siga adelante con la ayuda de todos. En este proceso tenemos que contar con todos: con los fundadores de la promotora, pero también con todos los círculos y ciudadanos.

También ruego a los integrantes de los círculos que tenga cierta confianza en el grupo de personas que nos ha guiado con excelentes resultados estos 4 meses. Dejemos de ver enemigos de la democracia y posibles castas por todas partes, y demos a la promotora el voto de confianza que se merece.

Por mi parte, y estoy segura que por la de muchos de los ciudadanos que colaboramos en los Círculos, deseo de todo corazón poder seguir contando con su guía y experiencia.

Este movimiento ciudadano es demasiado importante para matarlo con discusiones tontas que no llevan a ningún sitio.

Artículo publicado en El Boletin:

Dejemos de ver castas por todas partes (El Boletin)

Share