24
Sep 14

Cómo abaratar un sector próspero: Guía de la Comunidad de Madrid

A primeros de este mes la Comunidad de Madrid anunció que iba a incorporar una asignatura obligatoria de Programación en la ESO, aunque fuera, eso sí, la comunidad con menor ratio de ordenadores por clase. Según Ignacio González la idea era formar a los jóvenes de cara a un futuro laboral donde las nuevas tecnologías tendrán una presencia generalizada.

Todo esto puede parecer genial. En Reino Unido por ejemplo se lleva enseñando programación desde hace años. No obstante, como todo lo que se hace en este país, lo que se pretende no es tener futuros ciudadanos formados, sino futuros esclavos.

Ya en el anuncio inicial, Ignacio González y Lucía Figar dejaron ver algunas de las áreas que darían los alumnos: creación de webs, aplicaciones móviles y robótica. Las dos primeras partes tienen el objetivo obvio de formar a los alumnos en la programación más extendida en el sector nacional, y robótica aunque tiene poca aplicación en desarrollos españoles, sí que sería una buena motivación para los chavales, aunque difícilmente un estudiante de ESO podrá hacer grandes cosas en esa área con sus conocimientos en física y matemáticas.

alierta-ignacioIgnacio González cerrando su futura jubilación en Telefónica

Desde el minuto muchos sospechamos que la intención del gobierno del PP no era otra que malformar chavales que según terminen ESO puedan incorporarse como programadores al mundo laboral cobrando una miseria, y devaluando todavía más el único sector que no va mal en este país. La confirmación ha sido el anuncio de que Telefónica se encargará de la formación de los profesores de secundaria que tengan que dar la asignatura. Dicho curso, casi por completo online, constará de 50 horas.

Una persona no aprende a programar en 50 horas, menos aún cómo para enseñar a otros. Por otra parte, dudo que precisamente Telefónica, empresa que externalizó por completo sus desarrollos y contrata a otras empresas para esta labor, sea la mejor opción para enseñar a otros a programar. Tenemos muchísima gente muy formada en paro que podría dar clases, profesores universitarios o incluso funcionaros de TIC desasignados con muy buenos conocimientos. No obstante, intuyo que formar bien a los profesores es lo de menos para la Comunidad de Madrid. Es mejor darle una mamandurria a Telefónica y asegurar la “jubilación” de algunos miembros del gobierno, como viene siendo tónica general en el gigante español de las telecomunicaciones.

La informática en este país está copada mayoritariamente por personas con un perfil científico de cualquier área menos la informática. Estas personas saben programar, pero en muchos casos mal. ¿Por qué se hace esto? Porque lo que buscan la mayoría de empresas son programadores lo más baratos posibles. Sólo hay que echar un vistazo a cualquier portal de empleo para ver cómo se contratan programadores sin experiencia por 800€, cuando hasta hace unos años se pagaba como mínimo a un recién titulado más de 1.000€. Y esto sin una crisis significativa en el sector.

En España no se da valor añadido al buen programador, porque, como todo en este país, buscamos el pelotazo fácil, hacer proyectos los más baratos posibles y en tiempos muy cortos. Así pasa, tenemos aplicaciones mal hechas, con código espagueti y que a la larga su mantenimiento cuesta casi más que la propia fase de desarrollo.

Ya existe una pequeña burbuja en la informática, como todo lo que tocan nuestros gobernantes y empresarios que da dinero: Desarrollos inútiles y mal hechos por millonadas, mantenimientos eternos muy costosos...es decir, desarrollar por desarrollar con el único objetivo de sacar el máximo beneficio, y a costa del contribuyente, porque curiosamente en España la mayoría de las grandes empresas del sector viven de proyectos con la administración pública. Un ejemplo sonado fue la web del senado, que después de costar 500.000€ -una cifra que no es descabellada en un proyecto de este envergadura – tenía fallos de seguridad elementales de Cross-site Scripting, y no pasaba los validadores más básicos de páginas web.

En vez de intentar solventar este problema y que España sea un país puntero en desarrollo y nuevas tecnologías, lo que se propone es extender aún más este problema. Convertirnos en un país como Argentina o India, donde sus profesionales tienen salarios muy bajos para que las multinacionales puedan hacer desarrollos por cuatro duros. Telefónica es experta en ello, ya que en su momento cuando externalizó sus desarrollos contrató a Accenture Argentina para realizar esta labor. La diferencia es que en esos países por mucho que cobren poco, los conocimientos de sus programadores están a años luz de lo habitual en este país: Allí cobran poco porque son países en desarrollo. En España se pretende devaluar salarios hasta el nivel de Argentina o India ampliando el perfil de programador a casi cualquiera que sepa hacer una web. Como mano de obra barata no podemos competir con estos países.

Programar una web o una aplicación móvil está al alcance de cualquiera. Sin ir más lejos, cuando yo tenía 15 años hacía webs con lo que aprendí de HTML y PHP por mi cuenta. No necesité ni cursar una optativa, ni mucho menos una FP o una carrera. Ahora bien, con esos conocimientos jamás podría haber hecho una web de gestión grande, donde se trabaja con juegos de datos inmensos alojados en una base de datos, y donde la importancia de que un algoritmo sea óptimo es crítico para los tiempos de respuesta. Un chaval de instituto no va a saber jamás algorítmica, entre otras cosas porque no dispone de los conocimientos matemáticos necesarios, así que difícilmente sabrá si su código es bueno o malo, y en caso de ser malo por qué. Por otra parte, no parece que vayan a recibir formación en bases de datos, así que me pregunto cómo afrontarán el 99% de desarrollos actuales, que tiran contra una base de datos, y como encima optimizarán esos accesos sin conocimientos de álgebra relacional, cosa también habitual cuando atacas bases de datos con millones de registros.

Por tanto, este no es sino la enésima reforma enfocada a abaratar al trabajador español y ponerlo al nivel de países como China. Para ello, van a acabar con uno de los pocos sectores con salud del país que podían generar trabajo de calidad y una clase media sólida. Todo sea por las prebendas asociadas a la burbuja tecnológica que ya han iniciado desde hace años.

Share
17
Sep 13

¿Por qué lo llaman error informático cuando quieren decir error de gestión?

Hoy trascendía a la prensa la noticia de que cientos de interinos se han quedado sin trabajo, y otros tanto sin suficiente nota han sido convocados, en la Comunidad de Madrid. Todo esto, según fuentes oficiales, se debió a un error informático, y con este mismo calificativo ha llegado, por tanto, a la prensa.

Y yo me pregunto, ¿Por qué lo llaman error informático cuando quieren decir error de gestión?

tumblr_m4dndgvw731qa8zylo1_400Fuente: Coder Facts!

Un error informático es un fallo en la infraestructura o en el hardware que impide, por motivos técnicos, su correcto funcionamiento. Todo lo demás son errores de gestión.

Si una aplicación tiene un mal funcionamiento, errores sin controlar, etc, esto se debe, en primer lugar, a una mala fase de especificación de requisitos, ya que el desarrollador no ha comprendido exactamente el funcionamiento del algoritmo deseado y/o el cliente tampoco se ha expresado bien, por lo que su implementación al final no es la deseada. O, segundo, es un problema en la fase de pruebas, ya que no se ha realizado una batería de pruebas decente que identificara posibles errores como el ocurrido con las adjudicaciones de plazas.

tumblr_mp083i4bjq1qa8zylo1_400Fuente: Coder Facts!

Y esto, amigos, no es un error informático, es más, ni siquiera es un error del desarrollador. Esto es un error del gerente del proyecto y del cliente, por no controlar el producto que se está haciendo.

Los que trabajen en este mundo sabrán que esto es una constante en los proyectos de informática. Es más, me atrevo a decir que es el problema fundamental y casi exclusivo de que la gran mayoría de proyectos en España no vean el ciclo completo de desarrollo, o acaben yéndose al carajo por sobrecostes elevados. Démosle gracias de esta situación a la pésima gestión de las cabecitas “pensantes”.

Que esto ocurra en el sector privado, al fin y al cabo, es doloroso pero cada uno malgasta su dinero como quiere. En una institución pública, por el contrario, donde el dinero es de todos y debería de ser gastado con lupa, es completamente sangrante.

Los errores de gestión actualmente copan informativos a tutiplén. Los problemas sanitarios, educativos, de empleo, etc. son en el fondo culpa de los gestores, claro que en el resto de sectores uno no se puede escudar en excusas falsas que cuelan por desconocimiento de la gente.

Por ejemplo, nunca escucharemos que un paciente muera por un error en el bisturí del cirujano. ¿Suena absurdo, verdad? Pues la excusa del error informático es igual de inverosimil, sólo que mucha gente se la traga por su desconocimiento.

Share